Desde el primer momento, sabíamos que queríamos que Lord Wilmore fuese un ejemplo de emprendimiento social. Una nueva empresa que ayuda a mejorar el mundo desde el primer día y en mayor medida al mismo ritmo que crece.

Fotos: Anidan Kenya

 

El fundador llevaba ya años colaborando con varias ONGs y estábamos pensando cómo estructurar la ayuda cuando vimos un documento de la Organización Mundial de la Salúd (OMS) en el que se indicaba que:

  1. A nivel mundial, unos 285 millones de personas padecen discapacidad visual por diversas causas
  2. 121 millones de personas padecen discapacidad visual derivada de errores de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) no corregidos. La visión de casi todas ellas podría normalizarse con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Estos datos nos hicieron Abrir los ojos a una clara realidad: hay millones de oportunidades para aumentar la calidad de vida y las posibilidades de desarrollo profesional regalando gafas a los que no se las pueden permitir. a una clara realidad:  regalando gafas a los que no se las pueden permitir.

 

Así nació la primera iniciativa “Abre los ojos“, consistente en donar unas gafas a niños en condiciones de pobreza y marginación por cada par de gafas que vendiéramos.  Pronto tendréis información desde el terreno del impacto que vuestras compras han tenido en distintos rincones del Mundo. Y así otra vez desafiamos a los cínicos porque no es necesario ver para creer y en cambio gracias a vuestra confianza y a que habeís creído en nosotros, estáis consiguiendo que muchos niños vean.


 Anidan Neya kid with Lord Wilmore glasses